¿Cómo funcionan las máquinas expendedoras o vending?

 

Cada día es más común el uso de máquinas vending o expendedoras de café, sodas y snacks entre otras. Las máquinas expendedoras ofrecen casi de todo. La pregunta es, ¿cómo logran saber si las monedas que se introducen son falsas o no?

De no tener ciertos dispositivos de seguridad, cualquiera podría introducir una moneda de otro país -de valor inferior- o incluso una pieza de un juego infantil en las máquinas para conseguir su producto.

Lo primero que hace la máquina es pasar la moneda por unos sensores de luz que miden las dimensiones y anchura -no es lo mismo una moneda de un dólar que una de cincuenta céntimos, por ejemplo-. Después, la moneda continúa su recorrido por la máquina y pasa por unos sensores electromagnéticos que sirven para detectar el material del que está hecho el dinero.

Con estas dos informaciones tan valiosas la máquina expendedora es capaz de saber si el usuario está siendo legal o si le está tratando de timar con una moneda falsa o de valor inferior. Sólo si se detecta que la moneda es real, se abrirá un compuerta para enviarla al depósito junto al resto de ‘caja’.

¿Y cómo funcionan los mecanismos para aceptar billetes?

El billete básicamente pasa mediante una cinta transportadora al interior de la máquina donde es escaneado con rayos infrarrojos a unos 100 puntos por pulgada. A partir de ahí el software procesa la imagen en menos de 3 segundos.

Estos y otros mecanismos evitan que sea posible hackear la máquina vending o expendedora con una confiabilidad del 99% bien sea por falsa moneda o manipulación con códigos.