Máquinas y servicio vending: la importancia de un servicio impecable

A día de hoy, la mayoría de empresas con un cierto volumen de empleados, generalmente a partir de 20 personas, ya cuentan con una zona para que el personal efectúe sus descansos sin salir del centro de trabajo. El protagonismo de este tipo de instalaciones, ha ido creciendo hasta ser considerado como fundamental por la mayoría de responsables de Recursos Humanos de las empresas.

Vending. Así se denomina a la venta de productos y servicios a través de máquinas automáticas y aunque se han realizado no pocos intentos de traducir este anglicismo al castellano, la cultura popular lo ha rebautizado con una concepción mucho más simple: ‘Las máquinas’.

  • Ventajas de las máquinas vending:
  • Comodidad. Calidad al alcance de la mano.
  • Economía de los productos. Buenos precios, por debajo de media de mercado y de bares y cafeterías.
  • Ahorro de tiempo. No hay necesidad de salir ni perder tiempo de descanso en colas ni esperas.
  • Higiene y eficacia. Los productos, bien conservados, protegidos y siempre a punto.
  • Flexibilidad. Fácil instalación donde el cliente precise adaptándose al espacio disponible.
  • Reducción de costes. El coste del vending es siempre menor que cualquier otro sistema en el que participen personas o empresas externas.
  • Mayor productividad. Está demostrado que hacer una pausa y tomar energías favorece tanto el rendimiento psicológico como el físico del empleado
  • Mejor Imagen empresarial. Colaboradores y visitantes interpretan que la empresa se preocupa por ellos, lo cual mejora su visión de la compañía.
  • Mejora de las relaciones humanas. Cada pausa relaja mental y físicamente al empleado y el Vending añade además el componente social.
  • Reducción del riesgo de accidentes laborales provocados por fatiga mental o física al salir a comprar fuera de las instalaciones.

Fuente: interempresas.net